LA FAMILIA TELERÍN


La familia Telerín era un programa de la Televisión Española que anunciaba a los niños que ya era hora de ir a la cama.
Traigo un recado de parte de la tele, ya va siendo hora de que los peques nos vayamos a la cama

¡Ale!

Vamos a la cama
que hay que descansar
para que mañana
podamos madrugar.

Vamos a la cama
que hay que descansar
para que mañana
podamos madrugar.

LA PUBLICIDAD DE LA SEMANA


Este año hay tres publicidades para la Lotería de Navidad bajo el tema de la inclusión. Las tres historias contadas son Tres OrquídeasVika y El Viaje, los tres sucesos son totalmente reales.
En Tres Orquídeas un marinero hace una encuesta para devolver un décimo ganador que su propietaria perdió.
– Para Julia Tres Orquídeas.
– Esta mañana se ha celebrado el tradicional sorteo de Navidad, una vez más el gordo ha caído muy repartido por todo el territorio.
– No puede ser creo que nos ha tocado el Gordo.
– ¿Hola?  ¿Julia?
– Sí dame un momento, ahora salgo. ¡Ay! ¡Es que estos días de fiesta hay un montón de … ¡
– Yo estaba dentro en la tienda y ha entrado un cliente yo cuando he salido a atenderle… no había nadie. No, no sé quién ha sido… pero ¡gracias!
 
Un sorteo extraordinario
lleno de historias extraordinarias 
Lotería de Navidad el sorteo que nos une.
Vika la historia de una refugiada ucraniana con quien una compañera comparte un décimo.
– Espera… Eres nueva, ¿no? Ah, que no me entiendes…
– Vika
– ¿Vika?
– Muy bien, Vika, pues te voy a contar cómo funciona esto. Enchufas, enrollas y…
 
– Guantes.
– Guantes.
– ¡Muy bien!
– S1andwich de jamón… bueno. Tortilla… regulero.
– Regulero…
– Eso es! ¿Cuál quieres?
 
– Ven que te voy a enseñar una cosa. ¡Ven, ven! Navidad.
– Navidad
 
– ¿Qué comes?
– ¿Mmm? ¿Quieres?
– No, a mí la sopa…
– Oye ¿cogemos un décimo a medias?
– ¿A medias?
– Juntas… Es que aquí tenemos la costumbre de compartir la Lotería de Navidad con la gente que nos importa, ¿sabes? Como… pues como las amigas.
– ¿Amigas?
– Claro, amigas.
 
Un sorteo extraordinario
lleno de historias extraordinarias 
Lotería de Navidad el sorteo que nos une.
El viaje, un pastor que recorre muchos kilómetros con su rebaño para visitar a su amigo que se ha roto la cadera y compartir un décimo.
– ¿Diga? 
Sí, soy yo.
Gracias por avisar.
 
– ¡Esteban!
– ¡Quién iba a ser si no!                                   
– No te habrás preocupado…
– ¡Qué va! A ver si porque a ti se te ocurre romperte la cadera, vamos a romper la tradición. Toma.
– ¿Y qué has hecho con las ovejas?
– Ahora te cuento.
 
Un sorteo extraordinario
lleno de historias extraordinarias 
Lotería de Navidad el sorteo que nos une.

LA CANCIÓN SIN MIEDO


‘La Canción sin Miedo’ es una canción escrita por Vivir Quintana una compositora y cantautora mexicana. Esta canción fue escrita por encargo de Mon Laferte en el marco de un concierto en el Zócalo de la Ciudad de México el 7 de marzo de 2020, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. La canción se convirtió rápidamente en un himno feminista comprometido en la lucha contra los feminicidios. Muchas versiones adaptadas a las realidades de otros países aparecieron en América Latina.

Que tiemble el Estado, los cielos, las calles
Que teman los jueces y los judiciales
Hoy a las mujeres nos quitan la calma
Nos sembraron miedo, nos crecieron alas

A cada minuto de cada semana
Nos roban amigas, nos matan hermanas
Destrozan sus cuerpos, las desaparecen
No olviden sus nombres, por favor, señor presidente

Por todas las compas marchando en Reforma
Por todas las morras peleando en Sonora
Por las comandantes luchando por Chiapas
Por todas las madres buscando en Tijuana

Cantamos sin miedo, pedimos justicia
Gritamos por cada desaparecida
Que retumbe fuerte: ¡Nos queremos vivas!
¡Que caiga con fuerza el feminicida!

Yo todo lo incendio, yo todo lo rompo
Si un día algún fulano te apaga los ojos
Ya nada me calla, ya todo me sobra
Si tocan a una, respondemos todas

Soy Claudia, soy Esther y soy Teresa
Soy Ingrid, soy Fabiola y soy Valeria
Soy la niña que subiste por la fuerza
Soy la madre que ahora llora por sus muertas
Y soy esta que de hará pagar las cuentas

¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

Por todas las compas marchando en Reforma
Por todas las morras peleando en Sonora
Por las comandantas luchando por Chiapas
Por todas las madres buscando en Tijuana

Cantamos sin miedo, pedimos justicia
Gritamos por cada desaparecida
Que retumbe fuerte: ¡Nos queremos vivas!
¡Que caiga con fuerza el feminicida!
¡Que caiga con fuerza el feminicida!

(Extracto del himno nacional de México)

Y retiemblen sus centros la tierra
Al sororo rugir del amor
Y retiemblen sus centros la tierra
Al sonoro rugir del amor
Otra versión de la canción de Vivir Quintana con el grupo ‘Mujeres del Viento Florido‘.
Otra versión de la canción de Vivir Quintana interpretada por mujeres indígenas colombianas.

UNA CANCIÓN PARA EL DÍA DE MUERTOS


Una canción alegre para el Día de Muertos,  Chumbala Cachumbala. Aquí tenéis el video de Peque Música
Cuando el reloj marca la una
Las calaveras salen de su tumba.

 

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las dos
Las calaveras miran el reloj

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las tres
Las calaveras bailan al reves

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las cuatro
Las calaveras se limpian sus zapatos

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las cinco
Las calaveras pegan un brinco

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las seis
Las calaveras nombran al rey

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las siete
Las calaveras tiran un cohete

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las ocho
Las calaveras comen bizcocho

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las nueve
Las calaveras ven como llueve

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las diez
Las calaveras mueven sus pies

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las once
Las calaveras toman un ponche

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca las doce
Las calaveras se ponen en pose

Chumbala cachumbala
Cachumbala
Chumbala cachumbala
Cachumbala

Cuando el reloj marca la una
Las calaveras vuelven a su tumba

Chumbala cachumbala
Cachumbala