Bac – documento n° 2


Extracto del NO-DO del 28 de agosto de 1957

La reforma del casco urbano madrileño y la dignidad de la propia capital exigían la desaparición de ciertas aglomeraciones de chabolas como las que existían en la parte sureste de la ciudad.

Elaborado un plan por la Comisaría General de Ordenación Urbana en colaboración con otras entidades e impulsado por el ministro de la vivienda señor Arrese la obra está ya en marcha.

Tractores provistos de herramientas mecánicas emprenden su labor de derivo de las chabolas surgidas en la calle de don Jaime el Conquistador. Una de estas potentes maquinas es manejada por el propio ministro.

Vivían en este núcleo más de 6.000 personas para las cuales se han construido otras viviendas. Con el señor Arrese asisten al acto de demolición el Comisario General de Urbanismo el señor Laguna y representantes de la prensa madrileña.

En el barrio de San Fermín se alzan los nuevos hogares facilitados a los evacuados. Son viviendas de tipo económico que constan de tres dormitorios, cocina, comedor e instalaciones sanitarias con una renta de 140 pesetas mensuales en un plan de amortización de unos 30 anos.

De este modo se inicia la creación de 60.000 nuevas viviendas, alegres e higiénicas, anunciadas por el ministro en su plan de transformación de la capital.